Blogia
Papel Diario

Brisa sudamericana para Rolling Stones

Brisa sudamericana para Rolling Stones Miguel Lozano
Caracas.- Como brisa que refresca dos o tres generaciones, Bossa N´Stones pasea por Sudamérica su ingeniosa combinación de bossa nova y el rítmico blues de los Rolling Stones y su rock agrio, alguna vez satánico.

Producidos por el argentino Miko Jackson, Bossa N´ Stones llegó al espectáculo precedido del discreto encanto de sus tres discos: dos dedicados a los Stones y el tercero a la música de Bob Marley, con una mezcla de bossa nova, tecnología y pop.

Revoltijo sin adulterio, la extraña combinación que seguramente no pensaron Mick Jagger y Keith Richards ni en sus más diabólicos sueños, tiene la virtud de convocar fantasmas y renovarlos para aquellos marcados por la llamada década prodigiosa.

En Buenos Aires, Montevideo, Caracas y Bogotá el experimento logró unir a amantes del rock y del bossa nova, jóvenes partidarios del tecno y melómanos trasnochados siempre dispuestos a escuchar los novedoso si tiene sonido.

Jackson, por su parte, estima que no ha hecho nada nuevo, más allá de conjugar elementos antagónicos como la ferocidad de "sus majestades satánicas" y el gozoso bossa nova, tal como una vez se mezclaron el blues y el country.

Aunque los discos de Bossa N´ Stones fueron grabados por grupos distintos, la presentación en vivo se realiza por una selección de argentinos y brasileños, en la cual sobresale Aneka, mujer capaz de convertir en melodía la gangosa voz de Richards (Wild Horses).

Pero más allá del interés por lo desconocido, los críticos sudamericanos aceptaron Bossa N´ Stones como un experimento válido y relajante, hasta cuando interpretan Jumping Jack Flash.

Quienes vibraron una vez con Ruby Tuesday o As Tears Go By, vuelven a sentir
emociones similares con las interpretaciones de este grupo amalgama, con arreglos más allá del límite que sin embargo no se apartan de la esencia.

Habría que detenerse en algunas interpretaciones como Angie, donde el piano sustituye a la guitarra y Aneka, con una voz susurrante y sensual, reinventa a Jagger para ofrecer una versión jazzística y, sin embargo, seguir siendo Jagger.

Miss You, Fool To Cry, Out of Time, son también piezas brillantes con igual desdoble y, por supuesto, la infaltable (I can´t get no) Satisfaction, rollingstoneana hasta los huesos, aún sin "fuzz bass", lo mismo que la versión samba de Simphaty for the Devil.

Como los Rolling Stones han sido irrespetuosos por naturaleza (al menos hasta que las arrugas cruzaron sus caras) nadie podrá acusar a los músicos sudamericanos de irreverentes por convertir en distinción y elegancia la música que alguna vez pretendió ser satánica.

Rescate emocional, título de una de las canciones de Jagger-Richards rediseñadas ahora, pudiera ser una buena definición para el regreso de los Stones de mano de los sudamericanos envueltos en el proyecto Bossa N´ Stones, una visión fresca de la década prodigiosa.

Ml
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres