Blogia
Papel Diario

El camino de La Habana

El camino de La Habana Miguel Lozano

Caracas.- Una acusación recurrente al presidente Hugo Chávez es su presunto intento de copiar el sistema cubano en el proceso que encabeza desde 1999 y se encamina hacia al socialismo, propósito coincidente de ambos países.
   La aseveración parte del principio de considerar al socialismo como dogma, pero tiene un fallo. Según ese enfoque el sistema yugoslavo debió ser  igual al soviético y el mismo patrón podría aplicarse hoy a Cuba, China y Vietnam.
   Tampoco tiene en cuenta condiciones específicas que diferencian ambos países y la comprensión declarada de las autoridades cubanas y venezolanas que sería un error copiar cualquier modelo.
   Aquí nosotros, por ejemplo, estamos construyendo el socialismo, nuestro socialismo sin copiar ningún otro, una cosa es Cuba, otra cosa es Venezuela,  una cosa es China, Vietnam, nosotros estamos construyendo nuestro socialismo con nuestra óptica, ha dicho Chávez.
   El gobernador de Anzoátegui, Tarek Williams Saab, opina que la revolución cubana no puede repetirse en ningún lugar del planeta y ver la revolución venezolana a la luz de lo que ocurrió en Cuba hace casi 50 años es una falla en el origen del análisis.
   Primero, se debe tener en cuenta que Cuba, una pequeña isla sin recursos energéticos (entonces) pareció una plaza fácil de sitiar, lo que llevó a Estados Unidos a imponer el llamado embargo, en la práctica un bloqueo, porque llega a imponer sanciones a terceros países.
   Sin embargo, sería imposible establecer un bloqueo similar a Venezuela, un importante suministrador de crudos, si bien Washington ha intentando acciones parciales, como la suspensión de partes para el mantenimiento de los aviones de combate.
   Un ejemplo de cómo enfrentar problemas similares con enfoques diferentes, en correspondencia con situaciones específicas, es el tema de la distribución, un asunto de importancia clave en el contexto del sistema socialista.
   En medio de las difíciles condiciones provocadas por el bloqueo, para garantizar un reparto lo más justo posible, las autoridades cubanas
debieron establecer un sistema de racionamiento de productos básicos.
   En la búsqueda de mejor distribución de la riqueza petrolera Venezuela acude a programas sociales como la red MERCAL, que distribuye alimentos a precios subvencionados entre sectores de menos ingresos.
   Otro tema es el del llamado al partido unido de izquierda convocado por Chávez, que muchos quieren comparar con el partido único cubano.
   En Cuba ello correspondió a un panorama en el que los partidos de derecha desaparecieron debido a la actitud asumida hacia la dictadura de Fulgencio Batista y la huída de sus líderes hacia Miami, a la espera que Washington terminara con la revolución en unos meses.
   En Venezuela, aún con dificultades para comprender la nueva situación política creada con el triunfo de Chávez en 1998 y el auge de la izquierda, los partidos de derecha permanecen activos, intentan recomponerse y buscan alternativas.
   Más que alentar a seguir el camino de La Habana, en fuentes oficiosas se asegura que el presidente cubano, Fidel Castro, - a quien Chávez ha considerado "un padre" en sus discursos públicos- insiste siempre en la necesidad de no copiar el llamado modelo cubano.
   En realidad si algo han demostrado los caminos de La Habana, Hanoi o Beijing es que no existen recetas para la construcción del socialismo y cada país debe transitar por sus propias experiencias. Venezuela no es una excepción.
Fuente: diario Reporte
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres