Blogia
Papel Diario

Venezuela-Tentaciones Peligrosas

Venezuela-Tentaciones Peligrosas

Miguel Lozano

Caracas.- La vía subversiva permanece hoy como una tentación peligrosa en grupos derechistas venezolanos, opción que pudiera resultar dañina para el futuro de la oposición, ya en franca desventaja ante el presidente Hugo Chávez y su imbatible popularidad.

Con el 27 de mayo concluye la concesión al canal RCTV, acusado por las autoridades de violar las leyes, por lo cual ejercerá su derecho de no prorrogar el permiso de operación a la televisora.

Esa señal será sustituida el día siguiente por la primera televisión de servicio público en Venezuela, que en opinión del ministro de Telecomunicaciones, Jesse Chacón, ampliará la pluralidad de los servicios televisivos nacionales.

La decisión de no renovar la concesión a RCTV pudiera ser en otro país un puro trámite, pero en Venezuela adquiere carácter de enfrentamiento político a partir del criterio de la oposición de que se trata de una represalia.

Las autoridades explican que la medida tiene su sustento en una resolución del 27 de mayo de 1987, que otorgó 20 años de vigencia a las concesiones operativas en ese momento.

Para no prorrogar el permiso, Chacón argumentó una serie de ilegalidades cometidas como la transmisión de propaganda subliminal con fines políticos y el apoyo al golpe de estado de abril de 2002 contra el presidente venezolano.

Estos argumentos incluyen irregularidades detectadas aún antes del triunfo electoral de Chávez en 1998, las cuales llevaron a cerrar la planta en 1976 por tres días durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez.

En 1980 fue cerrada por 36 horas bajo el mandato de Luis Herrera, y ese gobierno también la suspendió por 24 horas en 1981, mientras en 1991 fue eliminado uno de sus programas.

El caso de RCTV, que se presenta internacionalmente por los dueños como una acción contra la libertad de expresión, se acerca también peligrosamente a un proyecto de desestabilización denunciado por medios oficiales y de prensa.

Pero más allá de las implicaciones comunicacionales, en algunos medios locales existe la sospecha de que se intenta utilizar el caso como pretexto y detonante de acciones de violencia.

Según versiones distribuidas por varios medios de difusión locales, existen grupos interesados en provocar disturbios callejeros con la excusa de la defensa de RCTV, en realidad cortina de humo de un plan desestabilizador.

Entre otros, el ex presidente venezolano José Vicente Rangel -dedicado ahora al periodismo- alertó sobre la presencia de grupos que aseguran tener el respaldo de algunas guarniciones militares y contar con armas ingresadas al país en los últimos tiempos.

Se trataría, según esas versiones, de grupos opositores radicales vinculados a hechos anteriores como el golpe de estado de 2002 y el posterior paro empresarial para intentar derrocar a Chávez.

Sin embargo, no es descartable que otros grupos opositores, vinculados a la lucha democrática, pudieran ver con simpatía una acción de ese tipo, tras los continuos fracasos en las urnas y la incapacidad de conformar un frente contra el Jefe de Estado.

Luego de la derrota electoral en los comicios presidenciales del pasado 3 de diciembre, en los cuales el presidente venezolano obtuvo un nuevo mandato (2007-2013) con 63,1 por ciento de los votos, la acción opositora ha sido incapaz de evitar su declive.

La idea del ex candidato presidencial y gobernador de Zulia, Manuel Rosales, de crear una alianza a su alrededor no acaba de cuajar, más allá de atraer desgajamientos de otros partidos.

En términos generales la economía venezolana sigue en crecimiento asentada en los altos precios del petróleo y las políticas para enfrentar la inflación -el principal elemento de preocupación- comenzaron a dar resultados.

Según estimados del Banco Central de Venezuela, en marzo el índice de precios al consumidor cayó en 0,7 por ciento, para un decrecimiento por primera vez en 19 años, lo que fue considerado el resultado de recientes medidas.

La política internacional también ha mantenido su expansión a partir del enfoque de una mayor diversificación que implica alianzas de gran alcance con países como China, Rusia, Bielorrusia e Irán, además de los vecinos sudamericanos.

Los últimos acontecimientos han ido demostrando que Venezuela no necesita de Estados Unidos para mantener su flota aérea de combate o como privilegiado comprador de su petróleo.

La nación sudamericana, que vendía 1,5 millones de barriles diarios de crudos a Estados Unidos, comenzó a disminuir esos envíos mientras crecen los negocios con compradores como China, a la que se proyecta enviar un millón diario de barriles para 2012.

De tal modo, sin asidero de una posible crisis a la vista que pudiera restarle apoyo a Chávez entre la población, la oposición no presenta tampoco alternativas viables para enfrentar los programas sociales ni proyectos de su profundización.

Aún con deficiencias, reconocidas por las autoridades, los programas sociales (misiones) le garantizan al Jefe de Estado un respaldo creciente, como demuestran las elecciones desde 1998, y un apoyo no erosionado por ocho años en el poder.

Ese sostén constituye, en opinión de las autoridades, una garantía frente a las tentaciones peligrosa para grupos de derecha que, ante el avance de la izquierda venezolana, podrían ver reducidas más sus posiciones en caso de optar por una nueva una acción ilegal.

Fuente: Prensa Latina

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres