Blogia
Papel Diario

Diccionario cubano venezolano

Diccionario cubano venezolano

Por Miguel Lozano

Caracas.- De la mano de un intercambio creciente y la afinidad en la idiosincrasia y en los últimos 10 años en la política, cubanos y venezolanos sufren en ocasiones los avatares de los giros expresivos de ambos pueblos.
Un cubano en Venezuela deja pasmado a su interlocutor con la frase “se ponchó una goma” y debe acudir a la ingeniosidad para que su escucha llegue a la conclusión (en venezolano) que “se pinchó un caucho”, y poder así reparar el neumático averiado.
Un venezolano quedará defraudado en Cuba si pide “un jugo de melón”, porque recibirá lo que para Él sería “jugo de patilla”, pues en Venezuela melón es el de Castilla (o cantalup en España) y el otro (rojo) es “patilla”.
Tal vez los venezolanismos más difíciles de traducir sean “la vaina” y “la broma”, aunque en algunas acepciones puede igualarse a los cubanismos “la cosa” y “el tareco”.
Así, para decir –por ejemplo- “ese reloj lleva una manilla” un venezolano puede espetar “esa vaina lleva una broma” y un cubano “esa cosa lleva un tareco” y nadie, que no sea un conocedor de los modismos, entenderá de que se trata.
Un cubano “coge la guagua”, pero un venezolano “agarra el bus”, porque en el país suramericano predomina la acepción número 22 de la Real Academia Española para el verbo coger: “dicho del macho de determinadas especies: Cubrir a la hembra”.
Un aventón, entendido como viajar en auto sin pagar, con permiso del conductor, es “la cola” en Venezuela y “la botella” en Cuba, aunque “la cola” tiene más acepciones en ambos países.
Un niño en cubano puede ser “un chama” y en venezolano “un chamo”, aunque aquí se aplica más generalizadamente, a veces a personas no tan “chamas”.
El “pana” en Venezuela viene a ser como un amigo, camarada o compinche, y en la isla puede ser “socio”. De todas formas no se debe confiar ciegamente en promesas “de a pana” o “de socio”, que viene siendo casi lo mismo.
Un cubano puede quedar desconcertado si escucha a un venezolano justificar la tardanza a una cita con el argumento del embotellamiento del tráfico, que sería que lo “agarró una tranca”. En Cuba se diría que lo “cogió un tranque”.
Para los cubanos “tranca”, además de “palo grueso que se pone para mayor seguridad detrás de una puerta o ventana” tiene otra aceptación coloquial, que no hace recomendable usar la palabra para justificar tardanzas.
La conversación puede complicarse, sobre todo en términos culinarios, debido a la proliferación de nombres provenientes de los aborígenes, aunque se supone que los de ambos países estuvieron influenciados por los pueblos arahuacos.
De hecho, la hipótesis más aceptada es que los habitantes del norte de la América del Sur (la actual Venezuela) fueron quienes poblaron Las Antillas, saltando de isla en isla por el Caribe hasta llegar a Cuba.
Entonces en Venezuela, por ejemplo, le llaman a la calabaza “auyama” y “ocumo” a la malanga.
En el mismo contexto una de las comidas preferidas de los cubanos, el plátano maduro frito, es aquí simplemente “tajada” y la combinación con arroz y “ropa vieja” (cubanismo por carne desmenuzada) se simplifica como “pabellón”.
Pero más allá de estas y otras pequeñas diferencias, los visitantes de ambas naciones, como sucede con todos los latinoamericanos, se entienden rápidamente.
Existe, sí, un contexto de creciente intercambio que hará necesario tal vez un día la publicación de un diccionario cubano-venezolano, para evitar incomprensiones, aunque la mayor parte de ellas terminan en regocijo y un “cafecito”, pero ese es otro tema.
Fuente:Prensa Latina

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Norelkys -

Es muy grato ver escrito lo que he reflexionado, ya que me he visto envuelta en las más simpáticas situaciones ante la ausencia del citado diccionario. A lo ya comentado agregraría otras palabras : caraota y frijol, lechoza y fruta bomba, cambur y plátano fruta, pincha y chamba, saya y falda. También están las palabras en inglés de frecuente uso en Cuba como cake, zipper y pullover, lo cual en Venezuela significa, respectivamente: torta, cierre (cremallera), y franela. Saludos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres