Facebook Twitter Google +1     Admin

Huáscar Barradas, reggaetón a lo Rachmaninoff

20090116154449-reinvencion.jpg

Miguel Lozano
Caracas.- Con una apuesta arriesgada, aún para quien acostumbra al asombro, el flautista venezolano Huáscar Barradas despidió 2008 con su disco Reinvención, que pretende atraer a damas de 60 hasta “pavitos” de zarcillos y moñitos.
El artista, de preparación clásica y vocación popular, es hoy uno de los músicos venezolanos de mayores recursos y un trabajo que sobrepasa la tan llevada y traída “fusión” para convertirlo en uno de los mejores jazzistas con sabor nacional del momento.
Aunque el disco de 11 temas tiene invitados de la talla de Oscar D’León, la flauta de Barradas, su ingenio musical y destreza de ejecución, marcan la obra que puso ya el sencillo promocional, Tamborera gitana, en tercer lugar de los éxitos musicales del país.
Reinvención, el disco 12 de Barradas, puede ser considerado irreverente por algunos, pero para otros recordará el aporte con que Juan Luis Guerra llevó a niveles insospechados en su Bachata Rosa un género popular discriminado por los “sabios”.
Reinvención, ha dicho el músico, está concebido para que “lo escuche tanto una señora de 60 años como un chamo (muchacho) de esos pavitos que andan con zarcillos y moñitos. Es para todos”.
Para ello utiliza temas conocidos con un nuevo enfoque como Florentino y el Diablo (del folklore venezolano) en joropo-rock, Bolero de Ravel con tambores y un Reggaetón Alternativo con letra de Pablo Neruda.
“Es el reggaetón que a mí me gustaría que fuera, con una letra bonita”, ha dicho Barradas al presentar su disco que incluye textos de Pleito de Amar y Querer, de Andrés Eloy Blanco, y Táctica y Estrategia de Mario Benedetti.
Están presentes también extractos musicales del tercer movimiento del Concierto No. 2 para Piano y Orquesta de Rachmaninoff, Romeo y Julieta de Tchaikovsky y El Pájaro de Fuego de Stravinsky.
Después de conocido esto ¿alguien podrá poner en duda que se trata de un disco asombroso? Seguramente no, pero escucharlo provoca todavía un efecto mayor para amantes del jazz, el folklore o la llamada música clásica.
Presentado como un disco en el que se entretejen y se funden la razón y la emoción, la obra aborda la contradanza zuliana, calipso, joropo, la Onda Nueva, el vals y el merengue venezolano, con diferentes golpes de tambor y una visión novedosa.
El disco es una expresión sincera de la filosofía de Barradas, para quien la música no tiene fronteras, sin importarle si el Bolero de Ravel suena con tambores y el reggaetón comparte con Rachmaninoff, Tchaikovsky o Stravinsky.
¿Qué tal si el tango suena como una contradanza zuliana y si una tamborera se toca con palmas y sabe gitana?
Barradas asegura que el nacimiento de Reinvención se remonta a dos años atrás cuando rumbo a la isla venezolana de Arapo, su amigo José Zambrano comenzó a gritar: ¡Contaminación, contaminación!
Me acerqué –cuenta- y me dijo: “Tienes que contaminarte, contaminarte aún más de todo tipo de música, tu nueva producción va a estar contaminada de la buena música de todo el mundo” (…) Acepté su sugerencia, y quedó sembrada en mí la “contaminación”
En un principio el disco se iba a llamar Contaminación, pero la connotación negativa dio lugar a Reinvención, que también ilustra el concepto de riesgo, irreverencia y espontaneidad que nos deja este disco de un singular músico venezolano a la salida de 2008 e inicios de 2009.
ml

16/01/2009 10:44 mlozano #. Cultura

Comentarios » Ir a formulario


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
FeedReader button