Blogia
Papel Diario

Warairarepano: viaje a la magia natural

Warairarepano: viaje a la magia natural Por Miguel Lozano

Caracas.- Unos pocos minutos, gracias a la magia del teleférico, separan la apabullante ciudad de Caracas de un mundo natural, de aire puro y vistas perturbadoras con la urbe de un lado y la quietud de la naturaleza al otro.
Es un viaje gratificante de dos mil 150 metros de alto que pueden realizar hasta 10 mil personas por día mediante el Sistema Teleférico Warairarepano, uno de los orgullos de los caraqueños.
La política de rescate de la cultura original del gobierno del presidente Hugo Chávez posibilitó la recuperación del nombre original (indígena) de esta montaña, bautizada Ávila posteriormente y así conocida hasta hace pocos años.
Ávila o Warairarepano, la montaña se ha convertido en vía de escape para los caraqueños que pueden sumergirse en un mundo natural para alejarse momentáneamente del tráfago citadino y las presiones de la vida moderna.
Las instalaciones cuentan con parques infantiles, pista de hielo y espacios donde se organizan baile-terapias, obras teatrales, actuación de grupos musicales y exposiciones culturales.
Los visitantes tienen a su disposición también una amplia oferta gastronómica con los restaurantes Viaggio, Cumbe Fondue y Piano Bar Humboldt, además de kioscos y ventas de golosinas y conservas fabricadas en la vecina población de Galipán.
Desde la criolla cachapa, de origen indígena, hasta la shaguarma árabe; fresas (cultivadas en la región) con crema y el infaltable chocolate caliente para las bajas temperaturas son parte de las ofertas gastronómicas diseminadas en sus caminerías.
Senderos bucólicos para los más atrevidos ofrecen a los visitantes la oportunidad de internarse en un bosque frondoso, inimaginable desde la ciudad de cemento, casi ahogada por millones de vehículos y la tensión propia de las grandes urbes.
Los cultivos de Galipán, con hortensias gigantes y otras flores que aprovechan el microclima, son otra de las atracciones de esta cadena de montañas de Este a Oeste que separa Caracas del mar y de Maiquetía, donde se encuentra el aeropuerto que brinda servicio a la ciudad.
En este espacio se encuentra Galipán, pueblo montañés fundado a dos mil metros de alturas por inmigrantes canarios, que trajeron hasta aquí su predilección por el cultivo de flores y frutas, y que abastece de productos muchos de los mercados de Warairarepano.
Del 1 al 4 de octubre de 2009 el Sistema Teleférico Warairarepano albergará en este ambiente la Feria Internacional de Turismo Venezuela (Fitven 2009) próximo que tendrá a Cuba y Brasil como invitados especiales.
El resto de naciones que conforman la Alianza Bolivariana para los Países de Nuestra América Latina (ALBA), así como Francia, España, Italia, Reino Unido, Japón, China, y países árabes, presentarán igualmente sus bondades en este panorama mágico.
Las instalaciones, constituyen asimismo una expresión de la gran variedad de destinos que ofrece Venezuela y van desde playa s a desiertos, pasando por montañas, selvas, llanos y destinos urbanos en su extensa geografía de casi un millón de kilómetros cuadrados.
Al Warairarapano se puede llegar, además del teleférico, por caminos rústicos, aunque para ello se necesitan vehículos de doble tracción, una línea de los cuales presta servicios de alquiler a quienes optan por esta alternativa.
Cada vía tiene sus defensores: los amantes de los caminos de montaña; quienes prefieren el más cómodo y espectacular teleférico y aquellos preparados para largas caminatas de ascenso y descenso.
Cualquiera sea la vía, el contacto con el Warairarepano es una experiencia inexcusable para visitantes y caraqueños, acostumbrados a vivir a los pies de la montaña, visible desde casi cualquier parte de la urbe, como un enorme guardián verde.
Fuente: Prensa Latina


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres