Blogia
Papel Diario

Entrevista/Jesús Pérez/Foro ASA: organización del mundo multi-plural

Entrevista/Jesús Pérez/Foro ASA: organización del mundo multi-plural

Miguel Lozano/Foto Alfredo Ceballos
Caracas.- La instalación en 2010 de la secretaria permanente del Foro América del Sur-África (ASA) abrió las puertas a un proceso inédito de cooperación entre países de dos continentes con problemas comunes y una historia entrelazada.
De lo que se trata, en opinión del secretario permanente del Foro ASA, el venezolano Jesús Pérez, es de darle una nueva orientación a vínculos históricos para mayor beneficio de las partes.
La decisión de crear este organismo fue adoptada apenas seis meses antes de su instalación, durante la II Cumbre de América del Sur-África, realizada en la venezolana Isla Margarita, escogida también como su sede.
En entrevista con Prensa Latina, Pérez –actual embajador de Venezuela en Francia- llama la atención sobre el hecho de que es la primera organización intercontinental del mundo multipolar.
Se crea, añade, cuando la hegemonía del imperialismo estadounidense está debilitada, inclusive a la defensiva sobre todo en América Latina. Es una situación más favorable para ir a la integración de América Latina y el Caribe y África, comenzando por América del Sur.
Según su criterio, la cooperación entre África y América del Sur debe ser sólo el inició de un espacio mucho mayor que abarque en el futuro toda América Latina y el Caribe y ofrezca una plataforma política para los vínculos con el continente africano.
- ¿Cuál es el concepto básico de este período inicial de la secretaría permanente del Foro ASA?
- Tenemos que ir concretando acciones para demostrar que la cooperación que estamos proponiendo y vamos a impulsar está basada en principios sin nada que ver con las relaciones Norte-Sur.
La cooperación Sur-Sur es entre países con problemas comunes con soluciones comunes. Está también basada en los principios de solidaridad, complementariedad y respeto de la soberanía.
- ¿Cómo llevar esa teoría a la práctica?
- Ya tenemos experiencia en este tipo de cooperación con los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), no estamos hablando de teoría, sino de práctica. Estamos conociendo ya todos los obstáculos que esto podría encontrar a un nivel mucho más reducido.
La cooperación que desde Venezuela impulsaremos es una cooperación sin prejuicio y desinteresada. Es muy importante, porque si ha fracasado la cooperación norte-sur es porque no hubo sinceridad y estaba llena de prejuicios.
- ¿Cuáles serían los programas concretos iniciales?
- La soberanía alimentaria. Hay una urgencia de responder a situaciones catastróficas porque el tema del hambre es crónico, claro en proporciones menores en América Latina pero en el africano es mucho más agudo.
También la Salud, la Cultura, intercambios educativos para formar jóvenes con una nueva visión del desarrollo; el tema energético es muy importante así como el comercio, para lo cual se requiere facilitar las conexiones entre los dos continentes.
¿Cómo es posible que para ir a África debemos que ir a Europa, a París, a Londres a Amsterdan; tenemos capacidad para establecer lazos marítimos y aéreos entre los dos continentes sin pasar por Europa. Fácilmente pudieran ser a través de Argel, Trípoli, Casablanca, Dakar…
Hay muchas posibilidades para ir trabajando con programas ambiciosos pero realistas. No vamos a decir que vamos a empezar ya a reemplazar el tipo de intercambio comercial que hay con el Norte. No. Tenemos que ir de una manera progresiva pero con mucha voluntad política.
- ¿Cuál es la estructura diseñada para esos objetivos?
- Lo que se aprobó en la II cumbre es una estructura innovadora. Una Mesa Presidencial formada por los países que han organizado ya las cumbres (Nigeria y Venezuela) y Libia, sede de la próxima y los presidentes pro-tempore de la Unión de Naciones del Sur (UNASUR) y la Unión Africana.
Se sumarán también otros coordinadores como Brasil, que avanzó mucho en el proyecto bi-continental.
La Mesa Presidencial definirá políticas, creación de fondos, programas de acción y la secretaría sería su órgano ejecutivo y reportaría a ella. Es una innovación porque no se trata de una estructura burocrática, sino que responde a la urgencia y una voluntad política expresada por los jefes de estado.
Será una estructura innovadora que tomará experiencia de los No Alineados o el Grupo de los 77 más China, con las prioridades en función de lo expresado por africanos y suramericanos.
- ¿La actual crisis mundial podrá entorpecer estos propósitos?
- No, al contrario, la crisis será un estímulo. Por una vez tenemos la oportunidad de demostrar que la cooperación Sur-Sur es mucho más eficiente porque sentimos los problemas. No una cooperación con una parte que no siente los problemas sociales del Sur, pues los sentimos en carne propia.
Debemos demostrar que somos capaces de hacer cosas en conjunto: por ejemplo en Venezuela hemos apoyado desde hace más de 10 años fuertemente una de las convenciones que nos pareció la más adaptada para que los dos continentes se acercaran, que es la de Lucha contra la desertificación y la sequía y le agregamos “y la pobreza”.
Tenemos experiencias de ese tipo y también a nivel bilateral como con Cuba, que para nosotros es un aporte muy valioso a todos los niveles, no sólo en la asistencia en programas de salud.
Esa cooperación de Cuba permitió doblegar el apartheid y apoyar independencias que estaban todavía pendientes. Es un aliciente de que hay cosas concretas que podemos decir son ya un resultado de la cooperación entre África y América Latina.
ml
Foro ASA: organización del mundo multi-plural

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres