Blogia
Papel Diario

Venezuela: Ahora por el sí

Venezuela: Ahora por el sí

Miguel Lozano
El extraordinario proceso de cambios de Venezuela inició esta semana un episodio clave con la presentación de un proyecto de reforma constitucional concebido por el presidente Hugo Chávez para llevar al país “rumbo al socialismo”.

Aunque un aspecto muy promocionado es la propuesta de llevar el mandato presidencial de seis a siete años y la posibilidad de reelección continua del Presidente de la República –ahora limitada a un período-, la proyección es mucho más profunda.

Los 33 artículos a modificar (un 10 por ciento del total) sientan las premisas políticas, económicas, sociales, militares, nacionales y territoriales para transformaciones radicales hacia lo que Chávez denomina el socialismo bolivariano (de Simón Bolívar).

Económicamente busca dar prominencia a la propiedad estatal, social y colectiva –sin eliminar la privada- con el propósito de establecer un modelo de desarrollo productivo fundado en valores humanísticos de cooperación e intereses comunes.

Aparejado a ello va la instrumentación del Poder Popular como uno de los componentes del Estado, junto a los poderes municipal, estatal y nacional, proyección en la cual se debe ver también las modificaciones político-administrativas propuestas.

De tal forma las comunidades tendrán sus propios gobiernos, cuyo alcance quedaría reflejado en una posterior Ley de las Comunas, la cual posibilitará la creación de recongregaciones más amplias, hasta llegar a ciudades comunales.

Las transformaciones territoriales incluyen el establecimiento de un Distrito Federal para la capital y la posibilidad de crear regiones y municipios federales en determinadas zonas que requieran una atención particular.

Un aspecto clave de todo el proyecto es que los cambios territoriales deberán recibir el visto bueno de la población de cada región correspondiente, mediante referendo.

La reforma propone asimismo que el Presidente pueda nombrar varios vicepresidentes, quienes vivirán en el interior del extenso país de casi un millón de kilómetros cuadrados, para dar una mayor atención a zonas de importancia estratégica y económica.

En la esfera militar se propone un cambio conceptual, al darle constitucionalmente carácter antiimperialista a una Fuerza Armada Bolivariana –nueva denominación- formada por profesionales y voluntarios, acorde con la proyección defensiva de guerra de todo el pueblo.

En este contexto la Guardia Nacional pasará a llamarse Guardia Territorial y se creará la Milicia Popular Revolucionaria como uno de los componentes militares.

A partir del criterio de no cambiar ni un coma de la Constitución aprobada en 1999 sin respaldo del pueblo, se prevé luego de la aprobación en primera lectura del proyecto en la Asamblea Nacional, exponer el documento al criterio de la población.

Ese debate en teatros, calles y plazas, aquí llamado parlamentarismo de calle, es visto por el presidente Chávez como una nueva batalla frente a la oposición que aún antes de conocer el contenido de la propuesta comenzó a criticarla.

La conclusión del episodio, probablemente a fines de año, será la convocatoria a un referendo nacional, en el cual la población deberá votar si aprueba el camino propuesto.

Las dimensiones previstas, según el mandatario, equiparan el proceso abierto al del referendo revocatorio convocado por los opositores en 2004, cuando las fuerzas que apoyan al presidente llamaron a votar “NO” frente al intento de despojarlo del cargo.

Ahora, como alertó el mandatario, la batalla es por el “SI”, con la identificación de esa posición con el propósito de construir un sistema socialista, como vía para terminar con flagelos como la miseria y el desempleo en la nación suramericana.

Fuente: Orbe/Prensa Latina

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres