Blogia
Papel Diario

Chávez en el lazo de la CÍA

<em>Chávez en el lazo de la CÍA</em>

Miguel Lozano

Caracas.- La denuncia del presidente Hugo Chávez de que "Vienen por mi" encuentra soporte hoy en el reforzamiento de los ataques verbales contra el mandatario venezolano y versiones de planes desde el magnicidio hasta la creación de expedientes falsos.

A fines del pasado año Chávez confirmó que estuvo bajo la mira de un francotirador en uno de sus recorridos al aire libre, cuando un televidente observó trazas de láser sobre el mandatario.

Explicó que viendo el video se detectó una luz en movimiento de abajo hacia arriba, que se mantuvo en la cabeza aun con el objetivo en movimiento, por lo cual debió tratarse de un especialista.

La opinión de expertos es que la persona encargada de matarlo no se atrevió a disparar o se trató de una prueba de vulnerabilidad.

Asimismo el mandatario indicó que existen evidencias sobre la vinculación de asociados del terrorista internacional Luis Posada Carriles y otros contactos de Miami, Estados Unidos, en un plan de magnicidio.

Posteriormente el ex presidente del país José Vicente Rangel retomó el tema en su programa televisado José Vicente Hoy y aseguró que organismos extranjeros de inteligencia abordan básicamente dos opciones para la eliminación de Chávez.

Los servicios combinados de la inteligencia norteamericana y colombiana, apuntó Rangel, realizan un seguimiento permanente de los desplazamientos nacionales e internacionales de Chávez con el objetivo del magnicidio.

La otra es la elaboración de un expediente sobre presuntos nexos con el narcotráfico, esquema aplicado en Panamá, "en el cual organismos específicos de Estados Unidos y el vecino país trabajan con testimonios forjados e hipótesis sin sustentación"

Otra de las acusaciones a Chávez es la supuesta vinculación con las guerrillas colombianas, con el agravante que son consideradas "terroristas" tanto por Estados Unidos como por Colombia.

Las imputaciones adquieren una dimensión peligrosa, teniendo en cuenta que la invasión a Panamá se realizó con el pretexto del narcotráfico y la de Afganistán se hizo utilizando el del terrorismo.

Para ninguna de esas agresiones -como tampoco la de Iraq con el pretexto de la existencia de armas de exterminio masivo- Estados Unidos requirió mayores pruebas que su propia palabra.

Coincidentemente, el director del diario Últimas Noticias, Eleazar Díaz Rangel, alertó que un informe de inteligencia de Estados Unidos difundido recientemente dedica a Venezuela cuatro páginas, más que al resto de los países suramericanos juntos.

El observador precisó que la importancia dada a Venezuela incluye la significativa decisión de la agencia de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) de establecer un departamento sólo para Cuba y Venezuela, sumados a los cinco existentes anteriormente.

Dando por conocida la vieja obsesión de la CIA con Cuba y su presidente, Fidel Castro, la decisión demuestra una evidente decisión de fortalecer las acciones contra Venezuela y Chávez.

Marciano, uno de los comentaristas mejor enterados del país, alertó asimismo en el diario VEA que "la intensificación de la campaña directa y personalizada contra Chávez es la más reciente estrategia de los laboratorios de opinión del exterior".

La asociación colombiana y estadounidense también se expresa en la negativa de las autoridades del país vecino a la solicitud de la fiscalía venezolana para interrogar al ex director de Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) de Colombia, Rafael García.

Este ex funcionario declaró que políticos colombianos y paramilitares de ese país planeaban el asesinato de Chávez.

El espionaje contra Venezuela tuvo una nueva confirmación en febrero de este año cuando el Departamento de Estado reconoció en un comunicado que un funcionario de su embajada en Bolivia monitoreaba a venezolanos que trabajan en el país.

La táctica, que incluye la utilización de becarios estadounidenses del programa Fulbright y miembros de los Cuerpos de Paz, fue revelada por el estudiante John van Schaick al canciller boliviano, David Choquehuanca.

En más de una ocasión, Chávez ha alertado que la instrucción para el cerco de la CIA en su contra viene del propio presidente de Estados Unidos, George W. Bush.

"Tengo incluso pruebas de cómo la CIA se está moviendo ahora mismo en Venezuela, el Caribe y otros países de América Latina, alentando esta nueva conspiración, donde no está descartado el magnicidio", ha alertado el presidente venezolano.

Un elemento que apuntala las evidencias de complot fue la difusión en noviembre de 2007, en lo más duro de una campaña electoral en Venezuela, de un fragmento por la cadena estadounidense CNN que aludía al asesinato de Chávez.

Durante unos siete segundos los televidentes pudieron ver una pantalla dividida verticalmente: a la derecha con la imagen del presidente colombiano, Álvaro Uribe, y a la izquierda la del presidente venezolano.

En la parte inferior de la imagen del mandatario venezolano se observó la leyenda "¿Quién lo mató?".

En opinión de Chávez, la permanencia del mensaje durante varios segundos hace dudar que se trató de un error y lo consideró más bien una "instigación al magnicidio".

Ya en ese momento el mandatario pidió a los venezolanos actuar con mucho aplomo y mantener la calma ante la campaña que auguró sería progresiva, lo cual vienen confirmando los acontecimientos recientes.

Fuente: Prensa Latina

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres