Blogia
Papel Diario

Entrevista/Senel Paz

Entrevista/Senel Paz

"Trabajo permanentemente con los mismos personajes" 

Miguel Lozano

Caracas.- Para Senel Paz -escritor y guionista- su nueva novela “En el cielo con diamantes” constituye un recorrido por la vida sentimental de los cubanos en los últimos años, un contexto ya presente en su primera obra, base del laureado film “Fresa y Chocolate”.

De visita en Caracas, donde participó en un encuentro de escritores cubanos y venezolanos, Paz aclara, sin embargo, que no se trata de una segunda parte de aquella historia sobre la relación de un homosexual y un heterosexual, convertida en una crítica a la intolerancia.

Más bien constituye un regreso en el tiempo a un momento anterior.

Interrogado sobre su reciente novela, precisó que se trata de una obra de 426 páginas que salió en España, editada por B. y Brugueras y circulará en abril en Portugal, en junio en Italia y posteriormente en Francia y Alemania.

“La novela -precisó- está escrita a dos voces por David, un joven idealista y sensible que aspira a convertirse en escritor y Arnaldo, pícaro y mujeriego, combinación que permite un recorrido por la vida sentimental de los cubanos en los últimos años”.

Paz apuntó que ambos personajes son conocidos por textos y películas anteriores (El lobo… y Fresa y Chocolate), pues “trabajo permanentemente con los mismos personajes”.

Precisó que desde el punto de vista de la anécdota la novela se sitúa en un momento anterior al de la película Fresa y Chocolate.

Su anterior publicación “El lobo, el bosque y el hombre nuevo” premio internacional de cuento Juan Rulfo, de Radio Francia Internacional, fue llevada al cine en 1993 por Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío con el nombre de Fresa y Chocolate.

Posteriormente escribió guiones de varias películas españolas y cubanas y ocupó la cátedra de guiones de la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños, Cuba.

Paz, quien parece uno de esos raros especimenes de escritores que no buscan las luces de los focos, considera que entre las tareas fundamentales de artistas e intelectuales está, además de la dedicación a su obra, “pensar nuestras sociedades y participar en las acciones que devienen de ese pensamiento”.

El autor de “El lobo, el bosque y el hombre nuevo”, que dio lugar a “Fresa y Chocolate”, film del cual también es guionista, consideró indispensable “la interacción desde el pensamiento y la acción entre los artistas e intelectuales latinoamericanos desde diferencias e incluso polémicas y antagonismos respetuosos y fértiles”.

En opinión de Paz, la interacción también es indispensable para el desarrollo cultural y espiritual de las sociedades y solo puede reportar enriquecimiento para artistas e intelectuales.

En su opinión el intercambio entre intelectuales cubanos y venezolanos realizado en Caracas va por ese camino. “Ocupar un lugar destacado no sólo corresponde a nuestro talento y la riqueza de nuestra cultura, sino también a nuestra sabiduría para trabajar con eficacia y proyectarnos en el mundo”.

“Proyectarnos de conjunto a través de nuestras individualidades y diferencias, que es donde está nuestra fuerza”, subrayó.

Paz también opinó que los artistas e intelectuales no deben canalizar sus diferencias, críticas e incluso antagonismos a través de la indiferencia, “porque la inacción nos empobrece y detiene a todos, nos extravía del camino de nuestros pueblos”.

Fuente: Prensa Latina

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres