Blogia
Papel Diario

Venezuela va a la Antártida

Venezuela va a la Antártida

Miguel Lozano

Caracas.- Con su primera expedición a la Antártida, Venezuela aspira a contribuir al conocimiento de una vasta extensión a la cual muchos expertos atribuyen hoy un papel importante en la garantía del futuro de la humanidad.

El viaje, que se realiza este febrero con respaldo uruguayo, pone al país suramericano en el camino de las investigaciones del llamado sexto continente, con estimados del 90 por ciento del agua dulce del planeta y reservas de proteína animal de relevancia.

La región circunda el Polo Sur del Planeta con extensión de cuatro mil 500 kilómetros cuadrados y constituye una región todavía no suficientemente estudiada pese a la instalación de casi 100 estaciones científicas de diversas naciones.

Una de las causas del desconocimiento es lo inhóspito de su clima polar, con temperaturas que no superan cero grados centígrados en el mes más caluroso y un promedio de menos 17 grados centígrados.

Registros de expedicionarios rusos en julio de 1983 indicaron una temperatura mínima de menos 89,2 grados centígrados, considerada la más baja en toda la historia del Planeta.

En los debates científicos sobre las potencialidades ocupa un lugar preferencial el krill (euphausia superba), un crustáceo de cuatro a seis centímetros de largo que sustenta el alimento de especies mayores, desde ballenas a pingüinos. En opinión de algunos expertos, al krill (también conocido por "camarón luminoso") estaría asociado el futuro de la humanidad como reserva alimentaria, debido a las grandes poblaciones que se le atribuyen en la Antártida.

Según el ministro de Ciencia y Tecnología de Venezuela, Héctor Navarro, la participación de su país permitirá al país suramericano contribuir al conocimiento e influir en la toma de decisiones sobre recursos importantísimos que benefician a todos.

Para ello se aspira a instalar una estación científica experimental permanente, mediante la incorporación como miembro consultivo del Convenio Internacional sobre el Continente Antártico.

Ese convenio fue establecido en 1959 para proteger la región,

imposibilitar que algún país pueda apropiársela y prohíbe la realización de ejercicios militares, así como las explosiones nucleares y el depósito de residuos radiactivos.

El acuerdo abarca las tierras y barreras de hielo al sur de los 60 grados de latitud sur.

Para evitar la repetición de acciones depredadoras realizadas en otras regiones, la comunidad internacional ha ido completando el convenio con unos 170 acuerdos específicos, entre ellos uno para la conservación de la fauna y flora, firmado en 1964.

Otros compromisos similares protegen las focas (1972), recursos marinos vivos (1980), minerales (1988) y ambiente (1991), para conformar un entramado de salvaguardia de la inhabitada región y sus recursos.

Adherente del convenio desde 1999, Venezuela fue invitada por Uruguay a participar en la expedición, que se realiza bajo las normas internacionales aprobadas.

En la expedición venezolana (con costo de unos 560 mil dólares)

participan la Armada, las universidades Central de Venezuela y Marítima del Caribe, el Ministerio de Ciencia y Tecnología y otras instituciones afines.

Según los adelantos del ministro Navarro, entre las investigaciones previstas están una sobre flora y fauna, cuya base son los moluscos como indicadores del deterioro ambiental y otra de medición de la capa de hielo y la pureza del agua.

En la expedición de 45 días los venezolanos aspiran también a

perfeccionar las cartas batimétricas para contribuir a la navegación y poder seguir impulsando los esfuerzos de preservación de la biodiversidad.

Sometida Venezuela a un ataque externo encabezado por Estados Unidos, la expedición no quedó fuera del debate político, lo que llevó al presidente, Hugo Chávez, a alertar sobre el intento de sabotear el proyecto con el rumor de un supuesto plan secreto:

"Hay que decirlo: el imperio norteamericano anda detrás, vigilando todo lo que Venezuela hace, tratando de sabotearnos, de cortar los lazos que vamos haciendo, los programas internacionales en los que nosotros participamos".

Sin embargo, el mandatario aclaró que se trata de un objetivo puramente científico sin precedentes en la historia venezolana.

"Esto -precisó- es algo histórico y hay que darle la dimensión que tiene; es la primera expedición científica de un nivel parecido que Venezuela manda a cualquier lugar del mundo".

Fuente:Prensa Latina

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres