Blogia
Papel Diario

Sociedad

Hágale una pregunta a Stephen Hawking

Hágale una pregunta a Stephen Hawking

Miguel Lozano

Madrid.- Erasmus, un peculiar festival de astrofísica y música de Tenerife, España, ofrece a los seguidores del Big Bang o simples interesados por la ciencia una oportunidad única: hacerle una pregunta al mismísimo Stephen Hawking.

   Basta con entrar a www.facebook.com/StarmusFestival, escribir la duda en un recuadro habilitado para ello y hacer click para tener la oportunidad de ganar un boleto al Festival Starmus 2014 del 22 al 27 de septiembre y preguntar a Hawking en persona.

   El viaje de Hawkings a Tenerife, donde ofrecerá dos conferencias, es inusitado por la esclerosis lateral amiotrófica que afecta todos los músculos de su cuerpo, con excepción de un punto en la mejilla mediante el cual se comunica con la ayuda de un ordenador.

    Los médicos le prohíben viajar en avión, por lo cual llegará a Islas Canarias en barco, gracias a la mediación de otra figura atípica de la ciencia: Brian May, ex guitarrista de la banda de rock Queen y doctor en Astrofísica, quienes comparten aficiones.

    Ambos hombres cenaron juntos tras ver el musical We Will Rock You en tributo a Queen, May le propuso asistir al Erasmus y el físico se entusiasmó, aceptó dar dos conferencias y pidió un espacio permanente para asistir a las otras presentaciones y a los conciertos.

   Más aún, Hawking aceptó contestar tres preguntas a personas de cualquier lugar del mundo, seleccionadas por él mismo.

   En el sitio habilitado para ello se pueden ver las primeras preguntas, algunas provocadoras como la de alexeioulton1998: Is there a God? (¿Existe Dios?) dado la conocida opinión de Hawking que no hace falta un dios para explicar lo que ocurre en el universo, ni su origen.

   Otro aspirante identificado como germancapa escribió: Me gustaría saber si hay algo detrás del universo, pero también me gustaría saber que significa precisamente "detrás"
   Riegogladys expuso: Un físico palmero… comentó que si tuviésemos una vista infinita y mirásemos al horizonte, seríamos capaces de vernos nuestra espalda. ¿Es esto cierto?

   Y como si se tratara de uno de los personajes de la célebre serie The Big Bang Theory (La teoría del Big Bang) cjodar escribió: Estimado señor Hawking. ¿Cree usted que el ser humado podrá controlar en un futuro la energía oscura como ocurre con la fuerza en Star Wars?

   La adaptación de la vida humana a la extinción del sol, viajes en el tiempo, colonias en otros planetas este siglo y propiedades de los agujeros negros, son otros de los tópicos colocados ya en concurso.

   Antes del inicio de Erasmus, puede decirse que Hawking se convirtió en su estrella, pese a la profusión de científicos que asistirá al encuentro, diseñado de forma diferente a la de los congreso a las que nos tienen acostumbrados los científicos, sin perder el rigor.

     Además de Hawking y Brian May estarán presentes el biólogo evolucionista Richard Dawkins, los  astronautas Walt Cunningham y Charlie Duke y el astronauta Alexei Leonov.

   Compositor de grandes éxitos de Queen, May conjugó su amor por la música, la física y la astronomía, obtuvo un doctorado en astrofísica en el Imperial College (donde formó Smile, su primera banda), y fue elegido rector honorífico de la Universidad John Moores de Liverpool.

   Obtuvo su doctorado con una investigación sobre el reflejo de la luz del polvo interplanetario, tema de polémica actualidad tras la captación de presuntos ecos del Big Bang y criterios de que se trató de una medición errónea afectada por polvo cósmico.

   Precisamente, May sustentó la tesis con observaciones en el observatorio Teide, en Tenerife, en 1971 y 1972, que difundió en  la revista Nature en 1972 y en la publicación mensual de la Real Sociedad Astronómica británica en 1975.

   Tras un alejamiento de la ciencia dado el enorme éxito de Queen, May sólo retomó sus investigaciones años después y la concluyó en 2007.

   Uno de los muchos atractivos del encuentro será la presentación de Leyendas del espacio: Un tributo a Neil Armstrong y Alexei Leonov, los primeros hombres que pisaron la luna o realizaron una caminata espacial, respectivamente.

   Leonov participará con la ponencia ¿Por qué la Unión Soviética no envió a un hombre a la Luna? ¿Será Rusia capaz de lograr esto?, que puede dilucidar adelantos sobre los trabajos en su país para construir una nave de cinco plazas capaz de viajar al satélite terrestre y a Marte.

ml

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El Hierro va por la energía limpia

El Hierro va por la energía limpia

Miguel Lozano

Madrid.- Con apenas 278 kilómetros cuadrados, la isla española El Hierro se alista para convertirse en referencia mundial del futuro energético, al producir el ciento por ciento de sus necesidades energéticas a partir de fuentes renovables.
   Para Alpidio Armas, presidente del cabildo de El Hierro, una de las siete islas canarias, se trata de un proyecto que coincide con la filosofía de los herreños, habitantes de un lugar donde –asegura– la gente todavía no cierra de noche las puertas de sus casas.
   Nuestra propuesta se basa en la comunión y el respeto de la naturaleza. Vamos a producir toda la energía eléctrica que consumimos con fuentes renovables, afirma en conversación con Orbe.
   Armas explica que el plan conjuga la energía volcánica con la eólica y está concebido de tal forma que también produce suficiente agua desalinizada para abastecer a los 10 700 habitantes de la isla más occidental de Europa.
   El sistema abarca dos depósitos de agua desalinizada, la caldera natural de un cono volcánico, un parque eólico de cinco aero-generadores con 11,5 MW de potencia, una central hidroeléctrica, de 11,3 MW, una instalación de bombeo de seis MW y una centralde motores diesel.
   La central hidroeólica garantizará el suministro controlado y constante de electricidad, al tiempo que aprovechará la energía eólica y facilitará su integración en el sistema.
   La mayor parte de la energía que irá a la red de distribución procederá de la central hidroeléctrica, y la energía eólica se usará básicamente en la alimentación del sistema de bombeo.
   Cuando se produzca excedente de energía eólica, esta se aportará a la red. La central de motores diesel estará destinada a emergencias, en caso de insuficiente viento y agua para cubrir la demanda.
   Los expertos estiman que el sistema ahorrará anualmente 40 000 barriles de petróleo e impedirá la emisión de 18 700 toneladas de emisiones de CO2.

   El proyecto, que se inscribe en el contexto de una isla decla rada Reserva de la Biosfera por la Unesco en 2000, pondría El Hierro en una posición de vanguardia para los 17 millones de europeos y 600 millones de personas que viven en islas en todo el mundo.

  Armas asegura que no hay ninguna isla que en este momento tenga la posibilidad que se abrirá con la inauguración del sistema en junio, cuando comenzará el abastecimiento de forma paulatina porque las redes están preparadas para otro tipo de energía.
En un año, afirma, estaremos en 30-40 por ciento y el propósito es llegar al ciento por ciento, junto a otros proyectos que buscan convertir El Hierro en una isla ecológica, cuyo 70 por ciento de territorio es protegido.
   Considerada antaño por algunos una reminiscencia de la Atlántida, El Hierro mantiene condiciones cercanas a la virginidad porque, a diferencia de las otras seis islas canarias, no se desarrolló el turismo, ante las dificultades de trasporte que ahora comienzan a erradicarse.
   La isla, cuyas laderas escarpadas se alzan hasta 1 500 metros por encima del Atlántico, ofrece una variedad de paisajes que van desde los volcánicos a piscinas naturales, playas y montes centenarios, campos, valles y praderas.
   Su apuesta por las energías renovables al ciento por ciento va aparejada de otras como el proyecto de geoparque, un modelo de desarrollo local apoyado por la Unesco, en la isla donde el sueño de la energía limpia puede convertirla en referencia mundial.

ml

Nicolás Muela, vicepresidente de la Academia Iberoaméricana de Gastronomía: alimentos de ida y vuelta

Nicolás Muela, vicepresidente de la Academia Iberoaméricana de Gastronomía: alimentos de ida y vuelta

Por Miguel Lozano

Córdoba, España.- La cocina motiva a regresar al 70 por ciento de los visitantes de un destino, afirma Nicolás Muela, vicepresidente ejecutivo de la Academia creada en 2009 para potenciar el arte culinario en Latinoamérica y la península ibérica.

A la sombra de un patio andaluz Muela explica que se entregó aCórdoba la distinción de CApital Iberoamericana de Gastronomía 2014 por su cocina de calidad, con guiños de actualización pero basada en la tradición.

Una valoración similar se tomó en cuenta para otorgar la misma distinción a la ciudad mexicana de Guanajuato en 2015, selecciones que ponen de relieve en conjunto los puntos de contacto de la comida a ambos lados del océano.

La gastronomía en todos los pueblos de Iberoamérica, asegura Muela, tiene dos puntos comunes: los alimentos de ida y los de vuelta, llevados de uno a otro lado y convertidos con los siglos imprescindibles para ambos.

¿Qué sería de la comida europea sin el tomate que vino de América y hoy es base de la cocina italiana y de gran parte de la española? O la patata. ÂíCuántas hambrunas se han enfrentado en Europa con la patata! ¿Qué sería la comida americana sin el aceite, el pollo, el cerdo, que fueron llevados desde aquí? Son alimentos base de la cocina hoy día, apunta.

Entre los países latinoamericanos de tradición culinaria que experimentan un avance notable en los últimos años, Muela incluye a Cuba donde -dice- la gastronomía comenzó a convertirse en un elemento importante para la industria turística.

En Cuba el desarrollo de los últimos años es extraordinario. Hoy se puede comer en restaurantes de mucha categoría y calidad y con chefs de mucho nivel. Yo personalmente, confiesa, estoy enamorado de la comida tradicional cubana, que tiene mucha base de la andaluza.

En su criterio, durante los últimos años se han abierto restaurantes de muchísimo nivel que compiten con otros ya establecidos teniendo en cuenta que en ellos se han hecho maravillas con muy pocas cosas.

Aunque aún sometidos a un régimen limitado de importación y exportación de productos, en los últimos años se nota el cambio. De un año a otro hay nuevos restaurantes y se está elevando mucho la calidad.

Ello se debe en gran medida, afirma, a personas como Eddy Fernández Monte, presidente de la Federación de Asociaciones Culinarias de Cuba.

Ellos, añade, están creando verdaderos chefs con personalidad y el país está aprovechando también el beneficio de los restaurantes de hotel, los cuales han llevado especialistas de nivel de diferentes países.

En opinión de Muela, hay un personaje que no se puede olvidar en este proceso, el historiador de La Habana Eusebio Leal, una persona -dice- extraordinaria y maravillosa que está haciendo cosas prodigiosas.

La gastronomía cubana, opina, empieza a ser también un atractivo para los turistas: está evolucionando bien. Hoy puedes ir a 10-12 sitios donde comes como en los mejores lugares de cualquier otra capital.

Esto, asegura, es muy importante para un país turístico por la estrecha relación con la gastronomía: todos los turistas desayunan, comen y cenan, es una verdad tan palmaria como que muchos de quienes vuelven lo hacen por temas gastronómicos.

Para Muela, se trata de internacionalizar el concepto de que un restaurante bueno es aquel al cual el cliente vuelve y por ello la gastronomía es elemento básico del turismo. En toda la historia del mundo, recuerda, para celebrar algo lo que se hacía era comer bien.

En cuanto a las tendencias actuales de la culinaria, Muela afirma que se acabó la época de los platos con grandes cantidades. Ahora se valora más probar mucho y saber lo que uno está degustando.

Interrogado sobre la tendencia a la fusión, estima que se debe ser cuidadoso. Pienso -dice- que en gastronomía las identificaciones son muy importantes y cuando las fusiones son muy extensas, estas se debilitan.

Según su opinión, el éxito de muchos restaurantes, tanto nuevos como de larga historia, es el sustento de la calidad con la cocina tradicional, aunque sea modificada, incluso en la presentación, para modernizarla.

Al respecto considera que eso es muy bueno porque la comida tradicional está basada en elementos naturales de la zona y entonces el chef siempre va a tener las mejores materias primas para hacer sus comidas.

Soy partidario de la libertad en la cocina. Se acabaron las ataduras y normas rígidas: la cocina buena es la que gusta. Los restaurantes tienen que hacer que el cliente repita. ¿Cómo? Pues como puedas, pero una receta es hacerlo con productos buenísimos y manos extraordinarias

ml

Títulos de la Amazonía, pueblos indígenas y mujeres en libros-e

Títulos de la Amazonía, pueblos indígenas y mujeres en libros-e

El portal www.bazar-virtual.ca puso a la venta tres libros-e de la agencia Prensa Latina elaborados por sus corresponsales en todo el mundo que abordan temas de la Amazonía, pueblos indígenas y la situación de las mujeres en el mundo.

SOS Amazonía; Abya Yala, una visión indígena y Mujeres en el tercer milenio integran la colección Letras Urgentes del sello editorial de la agencia, que tienen como característica reunir entrevistas, reportajes, crónicas y análisis, escritos en el escenario de los hechos.

Abya Yala. Una visión indígena, con prólogo del presidente de Bolivia, Evo Morales, aborda la historia, formas de vida, luchas y aspiraciones de las comunidades indígenas de América Latina y el Caribe.

S.O.S. Amazonía incluye información actualizada sobre uno de los espacios geográficos más importantes y olvidados del planeta, con prólogo de Eddy Gómez, expresidente del Parlamento Amazónico Internacional.

Mujeres en el tercer milenio, cuenta con presentación de Michelle Bachelet, exdirectora ejecutiva ONU Mujeres y ofrece un panorama de la situación de las féminas en el mundo, las acciones en pro de la conquista de sus plenos derechos y el reconocimiento de los valores propios.

Actualmente se dan los toques finales a las versiones electrónicas de otros 30 títulos del sello editorial de la agencia, incluyendo El mérito es estar vivo, del periodista de Prensa latina Luis Báez, centrado en los más de 600 intentos de asesinato a Fidel Castro.

Asimismo Los años precursores, recuento de los primeros años de Prensa Latina la agencia que se convirtió en un referente del periodismo latinoamericano, Tras los pasos de Hemingway, de Ciro Bianchi; Bolivia profunda, de Mario Garrido y Jazzeando a lo cubano, de José Dos Santos, entre otros títulos.

Gran Cemí: el ídolo ausente

Gran Cemí: el ídolo ausente

Miguel Lozano

En el contexto de la revalorización de los aportes indígenas a la nacionalidad cubana, en auge durante los últimos años, resalta hoy la importancia del Gran Cemí, el mayor petroglifo vinculado a la población precolombina de la isla del cual se tiene conocimiento.

La pieza, originalmente ubicada en la cueva de Patana en la oriental provincia de Guantánamo, pudo haber sido elemento clave en un centro ceremonial que para algunos expertos fue especie de observatorio astronómico donde los taínos determinaban los períodos de lluvia y seca.

Esta hipótesis defendida por los investigadores Racso Fernández y José B. González en su libro El enigma de los petroglifos aborígenes de Cuba y el Caribe Insular contradice la creencia aceptada que atribuye a los taínos un nivel muy inferior de conocimientos.

Desde 1915, sin embargo, el Gran Cemí fue sacado del país por el arqueólogo estadounidense Mark R. Harrington y reposa en los sótanos del Museo del Indio de Nueva York, como comprobó el estudioso cubano Alejandro Hartman, historiador de Baracoa, la Villa Primada de Cuba.

"Ese ídolo es representación de una deidad, de la adoración de los antecesores nuestros. Era el concepto de respeto espiritual, de aquellas creencias de la época y de todo lo que representaba para ellos", afirma Hartman en entrevista con Prensa Latina.

Paralelamente, el historiador asegura que el regreso de este petroglifo a su ubicación original en la cueva es una aspiración de los habitantes de esa zona: "es un deseo de los pobladores de Patana", subrayó.

Aunque Harrington cortó el petroglifo y lo llevó a Estados Unidos, Hartman estima que no fue un depredador, porque todavía las cinco mil piezas sacadas por ese investigador se conservan en el Museo del Indio Americano, como él mismo comprobó.

Recuerda que las autoridades de la época le permitieron sacar en goletas desde Baracoa hacia Nueva York todas esas piezas. "No robó nada, fue autorizado a hacer las investigaciones y a extraer. Esos eran los contubernios de los gobiernos aquellos que permitían el saqueo", explica.

Para el historiador cubano hay una diferencia entre quienes roban piedras, se las llevan y las venden, y este caso: el de un científico interesado en conservarlas.

Al mismo tiempo considera válida la aspiración de los pobladores, en particular de la familia Mosquera -que apoyó a Harrington en sus investigaciones- para la devolución del ídolo, no a un museo -dice- sino a la cueva de la cual salió.

No perdemos la esperanza -afirma Hartman- que algún día el ídolo esté otra vez en la cueva de Patana para satisfacción de esa familia de los Mosquera quienes lo recuerdan y añoran y sobre todo porque es un elemento patrimonial muy querido por las comunidades de esa zona.

Para Fernández y González, quienes realizaron comparaciones entre muestras arqueológica cubanas y de otros países del Caribe, ese centro ceremonial fue creado por pobladores de Cuba llegados de La Española (República Dominica y Haití)

Basados en estudios de expertos dominicanos sobre petroglifos en la Plaza de Chacuey y la Cueva de Sábila y la pictografía de la cueva El Ferrocarril, los especialistas aseguran que en el caso del Gran Cemí se trata de una representación del dios de la lluvia Boinayel.

Entre los elementos que sustentan su afirmación citan fotografías y descripciones de Harrington según las cuales "se distinguen los ojos, de los cuales penden pequeñas lágrimas que reposan sobre las mejillas".

Asimismo esgrimen estudios realizados en 1947 por el sabio cubano Fernando Ortiz, quien relacionó con esa deidad las figuras "llora-lluvias" halladas en restos de cerámica y llamó la atención sobre la existencia en el Gran Cemí de una especie de cintillo, atributo de otros dioses "llorones". De acuerdo con las mediciones realizadas por Fernández y González, el Gran Cemí ocupaba el lugar primordial en el centro ceremonial de la caverna también llamada Cueva de los Bichos, ubicada unos 100 metros sobre el nivel del mar.

Según Harrington, la figura tiene una altura de 1,22 metros y estaba ubicada de forma que parecía mirar al Este.

En opinión del estadounidense "la naturaleza la había colocado de tal manera que a cierta hora de la mañana, por lo menos durante nuestra estancia en junio y julio, un rayo de sol penetrando por una hendidura caía de lleno sobre su rostro".

Fernández y González no consideran accidental la ubicación y llaman la atención que la imagen fuera esculpida en la cara de la estalagmita que daba al Este y permitía su iluminación durante el Solsticio de verano, cuando el sol alcanza su máxima distancia del Ecuador (21 y 22 de junio).

Esta es una fecha importante pues marca el momento en que las precipitaciones se hacen casi diarias desde el mediodía, elemento de relevancia para una tribu agrícola en Cuba, país con sólo dos estaciones climáticas (seca y lluvia).

Debido a ello no es de extrañar que los indígenas cubanos sintieran la misma necesidad de otras poblaciones del Caribe de venerar un cemí que hiciera llover, ante el conocimiento limitado de la naturaleza.

Pese a la certeza sobre la extinción de los indígenas cubanos debido a las condiciones a que fueron sometidos por la colonización española, en los últimos años gana espacio entre estudiosos la necesidad de realizar estudios más profundos sobre estos pobladores.

Hoy realmente no puede hablarse de la existencia de una comunidad indígena en la isla, aunque sí existen campesinos que por sus rasgos parecen descendientes de los aborígenes ubicados sobe todo en zona oriental de la isla.

En opinión de historiadores, entre ellos Hartman, la revalorización del aporte de los indígenas a la nacionalidad cubana juega un papel importante en el fortalecimiento del orgullo de pertenencia de lo cubano y el Gran Cemí, pese a estar ausente, es una pieza de valor insustituible.

ML

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Prensa Latina presenta libro sobre indígenas con prólogo de Evo Morales

Prensa Latina presenta libro sobre indígenas con prólogo de Evo Morales

El libro Abya Yala: una visión indígena, con prólogo del presidente de Bolivia, Evo Morales, será presentado en la Feria Internacional del Libro de La Habana, que permanecerá abierta del 9 al 19 de febrero próximo.

  La obra integra la colección Letras Urgentes, del sello editorial de Prensa Latina, cuyo propósito es abordar temas de actualidad de Latinoamérica y el Caribe a partir de los aportes de las corresponsalías de la agencia y de sus especialistas de la redacción central en La Habana.

La edición, que será presentada el 15 de febrero a las 14:00 horas en la sala José Antonio Portuondo del complejo Morro-Cabaña, se realizó en cooperación con la editorial Ciencias Sociales e incluye reportajes, entrevistas, crónicas y artículos sobre los pueblos originarios.

En el prólogo el presidente Evo Morales define el libro como "un inédito acercamiento a la actualidad de nuestros pueblos originarios" e indica que permitirá a futuras generaciones conocer aspectos de la cultura de nuestros abuelos sabios y fundadores y la continuidad de sus lecciones.

En opinión de Morales, el libro recoge asimismo "los sueños aún por realizar en muchas partes de este nuestro continente, nuestro Abya Yala, que somos todos."

El mandatario boliviano recuerda al respecto que antes de la llegada de Cristóbal Colón el continente era uno solo: Abya Yala, que literalmente significa tierra en plena madurez o tierra de sangre vital.

Este es el segundo título de la colección Letras Urgentes, luego de SOS Amazonía, conformado por un compendio de trabajos periodísticos realizados por los corresponsales de Prensa Latina en esa región.

Abya Yala: una visión indígena incluye medio centenar de trabajos elaborados por 25 autores que reflejan cómo en su tránsito por el Siglo XXI los pueblos originarios latinoamericanos reclaman un justo reconocimiento de sus valores ancestrales para proyectarse hacia el futuro.

Abarca además aspectos relacionados con la participación de los indígenas en instituciones parlamentarias y gubernamentales en el contexto de los proceso actuales de la región, y temas sobre la defensa de los idiomas y otras expresiones culturales nativas a la luz de la aplicación de las nuevas tecnologías

Fuente: Prensa Latina

Regimiento Hatuey: aporte indígena a la independencia cubana

Regimiento Hatuey: aporte indígena a la independencia cubana

Miguel Lozano

La Habana.- Estudiosos partidarios de revalorizar el aporte indígena a la nación cubana retoman hoy la poco conocida acción de los aborígenes en las luchas independentistas, que contradice la creencia generalizada de su extinción alrededor del año 1600.

  El caso más relevante es la presencia del Regimiento Hatuey, una formación militar integrada en 1895 por descendientes de indígenas en la zona de Yateras, en el oriente de la isla, que combatió contra las tropas españolas en la lucha por la soberanía del país caribeño.

Pese a estar bien fundamentadas en la historiografía, incluyendo referencias en el diario de campaña del patriota independentista José Martí, la existencia de esta agrupación es generalmente olvidada en los recuentos históricos.

La trayectoria del regimiento ha sido estudiada y documentada por varios especialistas, entre ellos José Sánchez Guerra, historiador de Guantánamo, la provincia cubana a la cual corresponde el municipio Manuel Tames, donde se concentran más descendientes de aquellos indígenas.

Sánchez Guerra ha recogido abundante información sobre este regimiento formado por indígenas que en un principio luchaban al lado de los españoles, como resultado de la habilidosa manipulación de Pedro Garrido, un líder regional realista.

Según las versiones, Garrido atrajo mediante algunas prebendas a estos valiosos combatientes, duchos rastreadores y habituados a vivir en las duras condiciones del monte y la montaña, que en un inicio dieron fuertes dolores de cabeza a las tropas mambisas (independentistas).

El general Antonio Maceo, líder cubano conocido como El Titán de Bronce por su condición de militar, pero también estratega y político, pidió a varios de los insurgentes que mantenían relaciones con familias indias trabajar en la incorporación de los indígenas a las filas independentistas.

Fue Cristina Pérez, una criolla casada con Ramón Ramírez, un cacique menor, la que logró convencer a aquellos descendientes de los indígenas masacrados por los colonizadores que estaban luchando en el bando equivocado.

Sánchez Guerra recoge las palabras atribuidas por Luis Morlote, un testigo presencial, a Cristina, quien se presentó como una médium. A través de ellas los ancestros de los caciques hablaron la noche del 13 de mayo de 1895:

"En el gran reloj de los tiempos está señalada ya la hora de la independencia nacional cubana. A pocas leguas (medida equivalente a 5,57 kilómetros) tenéis a uno de los famosos generales de la contienda libertadora, el gran Antonio Maceo. Yo estoy con él y vosotros conmigo y por consiguiente os mando que alentados por el recuerdo de las persecuciones de que fue víctima nuestra raza, en lugar de continuar la sangrienta campaña que contra él habéis emprendido, os unáis a sus fuerzas, valientes y decididos, a pelear por la redención de Cuba, vuestra patria, que ya es hora, que ya es necesario que sea libre".

Para Alejandro Hartman, historiador de Baracoa -la villa primada de Cuba- la existencia del Regimiento Hatuey es una pieza importante a la hora de desmontar el que considera el mito de la extinción indígena.

En entrevista con Prensa Latina Hartman explica que, según las referencias históricas, aquellos soldados pertenecía mayoritariamente a las familias Ramírez y Rojas de Yateras, cuyos descendientes con rasgos característicos de los indígenas siguen viviendo en esa región hoy.

"Su valentía fue tal que este regimiento decide la batalla de Sao del Indio, ejemplo concreto en la historia de nuestro país y estoy hablando del 31 de agosto de 1895", subraya Hartman.

Se dice que un centenar de indígenas estaba incorporado a ese regimiento que llevó el nombre de Hatuey, un cacique de la vecina isla La Española, que encabezó en Cuba las primeras acciones de resistencia armada a la conquista.

Coincidentemente, como comandante de esa agrupación se nombró a Dionisio Gil, un dominicano, quien fue sustituido luego en el mando por Silverio Guerra, posteriormente conocido como "el coronel de las montañas".

La decisión combativa de estos indígenas ha llegado a nuestros días con la denominación de "guapos de Yateras", aunque pocos hacen la asociación con una expresión de la supervivencia indígena y sus aportes a la independencia y la nacionalidad cubana.

Para algunos estudiosos, como Hartman, todavía hoy pueden encontrarse en la zona campesinos con rasgos indígenas, entre ellos el llamado "cacique Panchito" (Francisco Ramírez), nieto del cacique Ladislao, participante de la gesta independentista.

Sin embargo, no debe pensarse en una comunidad como existe en otros países donde la población aborigen sobrevivió y mantuvo su conciencia, tradiciones, idioma y cultura, sino más bien en campesinos de ascendencia indígena.

Como resultado del desarrollo de la sociedad cubana y el mestizaje es imposible hoy identificar una comunidad indígena, si bien elementos como casas (bohíos) e instrumentos de labranza (coa) siguen siendo visibles, así como voces del lenguaje actual.

El areito (danza indígena) prácticamente desapareció, pero el investigador cubano José Antonio García asocia en su investigación un baile que practica la familia del cacique Panchito con esos pasos.

Interrogado al respecto Hartman explica que "No es la música. Lo que canta Panchito es un changüi antiquísimo, un son primitivísimo, pero no podemos decir que es música arauaca si bien la coreografía es asociada con estudios hechos en América del Sur, Amazonía fundamentalmente.

Ese es el criterio dado por José Antonio que sigue profundizando y estudiando. ¿Qué nos parece a nosotros? Que tenemos que hacer estudios comparativos, precisa el historiador.

Al mismo tiempo, pese a la poca presencia numérica y los enfoques que dieron por extinguidos a los aborígenes, Hartman se incluye entre quienes en los últimos años abogan por darle mayor valor al legado indígena en Cuba.

En este enfoque, evidencias históricas como la existencia del Regimiento Hatuey, constituyen elementos que contradicen la percepción aceptada generalmente como valida de la extinción indígena y del nulo aporte de los aborígenes a la nacionalidad cubana.

Fuente: PL

Indígenas cubanos: un grano en el ajiaco

Indígenas cubanos: un grano en el ajiaco

Miguel Lozano

La Habana.- Si bien se acepta que la nación cubana es variada como un ajiaco (cocido de viandas y carnes) e incluye europeos, africanos y asiáticos, la receta debe cambiar según estudiosos opuestos al concepto de la extinción indígena.

   Para Alejandro Hartman, historiador de Baracoa, ciudad primada de Cuba, la apreciación del sabio Fernando Ortiz sobre la nación-ajiaco debe incluir la herencia indígena, borrada prácticamente por lo que denomina “un prejuicio colonialista”.

   En entrevista con Prensa Latina, aclara, no obstante, que no existe una comunidad indígena: existe una población de ascendencia indígena que está en cualquier parte de Cuba” y esa es la diferencia con las reservas de indios norteamericanos o las más de 30 etnias de Venezuela.

   La polémica está abierta, pero en los últimos años se aprecia que gana espacio la teoría sobre una mayor presencia indígena en la nación cubana de lo aceptado hasta ahora.

   -Hartman, si como usted y otros estudiosos sostienen no hubo extinción de los indígenas en Cuba, ¿por qué ese concepto ha primado durante años?

   -El primer prejuicio que tenemos es el colonialista. Recuerdo una figura clave de nuestra historia: el cacique Guamá. De Hatuey (llegado de La Española) se sabe porque Fray Bartolomé de las Casas lo describió, pero de Guamá nunca se habló hasta después de la Revolución de 1959.

    Es el historiador Juan Jiménez Pastrana quien publica un libro sobre Guamá, a quien la doctora Hortensia Pichardo consideró el primer cacique cubano que se enfrentó al ejército español y con macanas, arcos y flechas lo mantuvo durante 10 años inquieto y en zozobra.

   Fue un prejuicio el del indio concebido como pobre salvaje, ignorante, depauperado. Luego por falta de estudio, profundidad, e investigaciones, sencillamente se dijo: “los indios están extinguidos en Cuba”.

   -¿Qué elementos hablan de la presencia indígena posterior?

   - Algunos datos interesantes: en 1589 Fray Escobedo describe en su poema La Florida que en Baracoa se comía casabe y palmito y otras costumbres aborígenes y en 1701 se funda el poblado indígena Jiguaní.

    Hay elementos importantes, como que los colonialistas españoles eliminan del censo el término “indio”, que pesa al hacer un análisis.

   Pero pasa un tiempo y en el Archivo Nacional el historiador Rolando Pérez halla documentos según los cuales en San Luis del Caney de Santiago de Cuba había más de 800 indios registrados.

   En el siglo XIX, los indios de Yateras (este de Cuba) conformaron el regimiento Hatuey y decidieron la batalla de Sao del Indio, con los (hermanos independentistas Antonio y José) Maceo.

   Después vendrían estadounidenses durante la ocupación e intervención cultural y varios de ellos describen la presencia física indígena.

      Estoy hablando de cuatro siglos, hay indios, pero no podemos hablar de la pureza, existe el mestizaje, pues Cuba es un ajiaco como decía Fernando Ortiz; son procesos de transculturación cultural étnica que nos han dado esta identidad que es llamarnos cubanos.

   Luego el doctor Manuel Rivero De La Calle y otros estudiosos en una expedición a Yateras, hoy municipio Manuel Tames, hacen mediciones antropométricas y concluyen que los residentes son amerindios.

   Ese informe pasa a la Academia de Ciencias pero apenas se conoce. Yo consulté esa documentación y me ha servido para argumentar esto.

   El doctor José Barreiro también ha documentado la descendencia de indígenas en el municipio Manuel Tames, donde vive el cacique Panchito.

   -¿Cuáles son otras herencias, que no tienen que ver con lo físico?

   - Está la vivienda que es el bohío. Lógicamente con las improntas españolas de hacer cuartos, letrinas y cocina. Pero el bohío es hecho de palma, como lo describe Cristóbal Colón cuando llega a Baracoa.

   También podemos encontrar el casabe, comida heredada de los indios (hecha de yuca o mandioca) y ¿quiénes la comemos? ¡Todos! Es una presencia, un ápice, un grano de ese plato que es la nación cubana.

   Hay otros aspectos interesantísimos. Sobar es una especie de acupuntura indígena, y todavía se soba en algunos lugares. Ahí está una presencia de los ancestros que marca la identidad.

  Está el dominio de las plantas medicinales, aunque se perdieron algunas tradiciones, pues los campesinos cuando las cortaban le pedían permiso y hacían oraciones igual que si se iba a cortar una palma para un bohío.

  El campesino todavía dice mi conuco, y ¿qué es conuco? Una palabra indígena. O la coa. El joven utiliza ese palo puntiagudo para sembrar y no sabe que se llama coa ni que viene de nuestros ancestros.

   Muchos prejuicios nos llevaron a decir: el indio se extinguió, pero no, existe en la espiritualidad, costumbres y tradiciones muy arraigadas.

   -Se habla asimismo de la relación de la danza indígena, con el espiritismo de cordón.

   -Investigadores como José Antonio García de la Biblioteca Nacional  estudiaron las similitudes del areito y el espiritismo de cordón.

   También Cesar García Del Pino decía que en la toma de La Habana por los ingleses lucharon indios de Guanabacoa contra la presencia británica, estoy hablando de 1762. Hay documentos en el museo de Guanabacoa sobre la presencia del indio en el occidente.

   Pero esto no ha tenido la divulgación requerida para que adquiera un nivel de apropiación de lo que representan nuestros antecesores en la cultura.

   -Algunos acusan a la Revolución Cubana de haber marginado este tema.

   - Es que no existe una comunidad indígena, sino una población de ascendencia indígena que está en cualquier parte de Cuba. No podemos olvidar que nuestro indio caribeño no tenía el volumen poblacional del inca, el quechua o el aimara.    

    Nosotros éramos una expresión indígena caribeña minimizada de acuerdo con la cantidad de población.

    ¿Qué pasó luego de 1959? Me refiero a las rancherías, la Revolución da posibilidades de educación, salud y expresión libre. Los descendientes de indios hoy son ingenieros y están en la Universidad o son médicos.

   Estudiosos  que no han venido a Cuba ni conocen el proceso dicen que no les hemos dado atención. ¿Qué mejor atención que la dada por nuestra sociedad? No hay analfabetismo en ninguna comunidad donde se concentraban cuando (el genetista británico R.R,) Gates estuvo en 1952 o cuando (el estadounidense Mark) Harrington estuvo en 1915 en Baracoa y encontró campesinos analfabetos de ascendencia indígena.

   -¿Cómo influiría en el concepto de la nacionalidad cubana un mayor conocimiento de la herencia indígena?

   -Sencillamente fortalecería ese sentido enorme de orgullo de pertenencia que tenemos. ¿Quién es el primer cubano que lucha durante 10 años? ¡Guamá! Hatuey es el internacionalista dominicano que viene. Pero el nuestro es Guamá y está en las guerras de independencia y en la vida cotidiana, en el miliciano, el internacionalista, el médico hijo de indio. Por eso es importante conocer que también dependemos en nuestra Historia de esos antecesores, aunque sea con un grano de arroz.

Fuente:Prensa Latina

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres