Blogia
Papel Diario

Salto Ángel, maravilla natural

Salto Ángel, maravilla natural Miguel Lozano

Caracas.- Con una altura de 979 metros (807 de caída ininterrumpida) el Salto Ángel, en Venezuela, es el más alto del planeta y preseleccionado entre los 28 sitios que optan en un sondeo mundial por la categoría de Siete Maravillas Naturales.
La encuesta comenzó en 2007 con 440 emplazamientos de 220 países, de los cuales se eligieron por votación 77 candidatos y de ellos salieron en julio de 2009 28 finalistas, seleccionados por expertos presididos por el ex director general de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Federico Mayor.
La cuantiosa votación universal en www.new7wonders.com, que ubicó este emplazamiento en el número 14 a nivel mundial, refleja la fascinación capaz de provocar por este salto de casi un kilómetro de altura insertado en el Auyantepuy, “montaña del diablo” en la lengua de los indígenas pemones.
La montaña es, de por si, uno de los atractivos más vistosos de la Gran Sábana, uno de los gigantescos “tepuy”, como se denomina a las elevaciones de abruptas paredes verticales y cimas planas, que añaden encanto adicional a la impresionante caída de agua.
Cifras que ilustran el hechizo que es capaz de provocar ese
emplazamiento: el Auyantepui tiene 650 kilómetros cuadrados y un pico de casi tres mil metros, mientras su meseta alcanza 700 kilómetros de largo.
Desde su cima cae la cascada más alta del mundo: el Salto Ángel, a veces llamado incorrecta, pero no injustificadamente, Salto del Ángel, por la magnificencia trascendental que impone la visión, fácil de identificar con una divinidad.
En realidad su nombre se debe a quien es conocido como su “descubridor”, Jimmy Ángel, un aviador que estrelló su avioneta en 1935 o 1935 en la cima de este coloso natural.
Sin embargo, varias fuentes aseguran que desde 1910 el explorador Ernesto Sánchez informó sobre la existencia del salto al entonces Ministerio de Minas e Hidrocarburos y posteriormente lo describió el capitán de la Armada venezolana Félix Cardona en 1927.
Según una de las versiones, fueron las descripciones de Cardona las que atrajeron el interés de Angel.
El salto se encuentra ubicado en el Parque Nacional Canima, en el estado venezolano Bolívar, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997.
Antes del aterrizaje forzoso de Ángel el lugar era conocido como Kerepakupai-merú “caída de agua hasta el sitio más profundo” en idioma pemón.
Más allá de la decisión, que se espera conocer el 21 de julio, la majestuosidad de la caída del río Churún en la Gran Sabana venezolana, hace de este salto un fenómeno natural capaz de sobrecoger a los más insensibles.
La relación de los preseleccionados incluyó por América Latina la Amazonía (compartida por ocho países), el desierto de Atacama (Chile y Perú); el Cañón del Chicamocha (Colombia), el lago Coatepeque (El Salvador) y las islas Cocos (Costa Rica).
La selección parte de criterios como belleza, importancia ecológica, legado histórico, diversidad y ubicación la geográfica, con el propósito de una distribución equitativa por continentes en la selección final que se espera tener en 2011.
Los interesados de todo el mundo podrán votar por las siete maravillas definitivas, entre las cuales el Salto Ángel tiene grandes opciones por la el sugestivo embeleso que provoca la simple visión (aunque sea fotográfica) de esta maravilla natural.
Fuente: Prensa Latina


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres